21/04/2021

España y el DNI electrónico

Quienes están subscriptos al “egov Newsletter” desde hace algún tiempo, deben comenzar a aburrirse, ya que esta es otra editorial del tipo “como hacen las cosas mal en España y como todavía nadie lo hizo en América Latina”. Pido disculpas por la falta de gracia, pero es que no puedo con mi ser y tengo que decirlo: en el resto de los países de Europa están haciendo mejor las tareas.

La puesta en marcha del nuevo DNI es una de las más importante medidas de gobierno electrónico que llevará el gobierno de España y afectará a millones de ciudadanos.

A medida que se acerca la fecha de la apertura de la primera oficina piloto de implantación del DNI electrónico, comienzan a escucharse algunas voces con fuertes críticas hacia el proyecto. Las hay de todos los colores y sabores: desde los “tecnólogos” que afirman que la seguridad no es suficiente hasta los “políticos” que sostienen que el gobierno no informó lo suficiente a la ciudadanía.

Además de ello, analizar la implementación del DNI electrónico presenta un problema fundamental: la falta de información es una de las críticas más profundas al proyecto.

Por ello, no quiero entrar en temas técnicos, porque no soy experto en criptografía, pero hasta donde me he podido asesorar, el sistema de certificación no es todo lo fuerte que podría ser. Además, por si ello fuera poco, y sin ser exhaustivo, hay otras cuestiones dignas de mencionar:

1. En primer término, estamos suponiendo que el DNI electrónico es un paso adelante. Si bien en general estoy de acuerdo con esta afirmación, creo que debería reforzarse la información biométrica en los dispositivos. Este simple ejemplo ilustra lo que quiero decir: es paradójico que los “viejos” DNI, nos obliguen a identificarnos personalmente. Es necesario comparar el sexo, o la firma, u otras características personales de la persona que lo posee. Con el DNI electrónico ello no sucede. Es en sí mismo un mecanismo de identificación. Sin una cantidad importante de datos biométricos, “cualquiera” podría hacerse pasar por nosotros.

2. No se ha permitido el debate publico sobre el asunto. Esto no es un asunto menor. Desde el gobierno sólo se ha dicho: “este dispositivo es bueno” Ello es un daño muy serio a las libertades.

3. El gobierno está apurando el proyecto. Se estima tener establecido el DNI en el 2008. Muy pronto, a mi entender. Por ejemplo, en Bélgica, donde comenzaron en marzo de 2003, el período para la completa digitalización de todos los DNI es diciembre de 2009. En el Reino Unido lo están “deteniendo” debido al profundo debate y oposición.

4. Ni siquiera es necesario mencionar la incertidumbre que existe sobre puertas traseras que motiva la seguridad por oscurantismo, o la actualización, o la rapidez de respuesta ante la pérdida del dispositivo, etc.

5. No contiene datos médicos, como tipo sanguíneo o alergias a diferencia de otros países. Si bien para incluir estos datos es necesario reformar la legislación vigente en España. Me pregunto: ¿por qué no lo hicieron?

En definitiva, hasta el momento, el DNI electrónico se presenta como un medio para facilitar los pagos y algún trámite menor. Escenarios en los que podría presentar algún éxito de cara a la población. Además de ello, creo que queda mucho camino por recorrer para esta administración y sin duda será un tema que abrirá profundos debates en el futuro.

¿Y América Latina? ¿Está preparada para el DNI electrónico?. Algunos países, como Chile, por ejemplo, sin ninguna duda. Sólo espero que no repitan los errores de implementación de España.

Espero sus comentarios.

Características técnicas de S.A.R.A.

El nuevo Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones se ubica en una Sala de Alta Seguridad, con 100 m2 útiles. Es, además, una sala de alta disponibilidad, con las características propias de un Centro de Housing.

La sala alberga el Nodo central de la red Troncal de la Intranet Administrativa/Extranet de las Administraciones Públicas (hay un Nodo externo redundante que aporta seguridad en la continuidad del servicio) enlazado con todos los Ministerios y Organismos de la AGE y con 6 Comunidades Autónomas (con previsión de enlazar con todas en el presente ejercicio).

Supone un bloque estructural de alta resistencia y seguridad frente a agresiones internas o externas, constituyendo un ámbito de alta disponibilidad.

En la actualidad alberga 111 servidores, que ocupan 318 unidades de las 1.200 disponibles. Esto supone una capacidad de crecimiento al triple de la ocupación actual.

Dispone de una librería SuperDLT (un Robot de cintas magnéticas) con 125 slot, 4 drives, y una tasa de transferencia de 144 Megabytes/seg.

La capacidad de almacenamiento en disco es de 6 Terabytes (6.000 Gigabytes, 6.000.000 de Megabytes), en 3 SAN (Storage Area Networks).

La capacidad de impresión centralizada es de 145 páginas/minuto.

En la Sala hay 5.000 m de cable de altas prestaciones, 6.000 m de fibra óptica, y 31 conmutadores Gigabit Ethernet.

Máxima seguridad.

La seguridad física cuenta con control de acceso biométrico, y controles que incluyen, además de monitorización de condiciones ambientales de temperatura y humedad, de un circuito cerrado de televisión, con reflejo en la sala de Operación y en un punto de alarma remoto.

La protección contra el fuego es conforme a la normativa DIN 4102 F90 (en teoría soporta 1.080 grados durante 90 minutos). Consta de un sistema de detección y extinción automática de incendios.

La protección contra el acceso y apertura cumple el Estandar ET 2 acc DIN V 18013 en todos los elementos constructivos.

La protección frente a perturbaciones electromagnéticas ha superado el Test of Tecnichal University of Aachen. Jaula de Faraday.

La estanqueidad al humo es conforme a DIN 18095. La estanqueidad al agua es acorde a LGA-Bw 8995.01, y el apantallamiento acústico suficiente para proporcionar un ruido externo no superior a 28 dB (el ruido externo es muy bajo, lo de los 28 decibelios es el requisito constructivo).

Está protegida por 2 SAIs (Sistemas de Alimentación Ininterrumpida) redundantes en paralelo de 120 KVAs.

Technorati tags: e-government, seguridad, s.a.r.a

¿España será en el futuro un país subdesarrollado en gobierno electrónico?

Hace poco tiempo el gobierno español hizo público el plan Avanza. Desde la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España se hicieron las críticas más fuertes al plan apuntadas al financiamiento, sosteniéndose que el plan carecía de los fondos suficientes. El 19 de diciembre pasado, Francisco Ros, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información respondió a esas críticas sosteniendo que “El dinero para sociedad de la información aumenta un 160%?

No he analizado en profundidad quien tiene “la verdad? en este debate sobre el financiamiento. Tampoco deseo involucrarme en el conflicto político subyacente. Pero, lo que si puedo comentarles es que sobran las razones para preocuparse por el avance de la Sociedad de la información en España y ninguna partida presupuestaria parece suficiente para solucionar el problema. Tampoco parece adecuado que el Secretario se conforme con un aumento presupuestario cuando el gobierno lleva ya dos años en el poder y son pocos los éxitos que puede mostrar.

Hoy en España, las TICs son un tema candente. La razón de ello, es que este país está claramente retrasado en la difusión de la Sociedad de la Información con respecto a Europa.

En algunas áreas, en este caso gobierno electrónico, de acuerdo al reciente reporte Global e-Government Readiness Report 2005 publicado por las Naciones Unidas, España se encuentra retrasada en relación, no ya a los líderes mundiales, sino a algunos países de Latinoamérica.

Las razones de ello son variadas y algo complicadas de sintetizar en este espacio. Pero, según se desprende del reporte, el retraso principal está en la carencia de servicios transaccionales entre ciudadanos y gobierno.

Para aquellos que no sean conocedores del tema el gobierno electrónico, el canal de relación principal entre gobierno y ciudadanos es la web. Allí, la relación tiene diferentes fases: presencia emergente, mejorada, interactiva, transaccional y gobierno en red.

Como mencionaba más arriba, España suspende en las dos ultimas fases, y por ello, los valores de su índice de presencia web, son muy bajos. Mucho más bajos que la mayoría de los países latinoamericanos. La consecuencia es clara: se ha retrasado 5 posiciones en el ranking general con respecto al 2004, al puesto 39. Toda una caída.

En Latinoamérica, la historia es diferente. Destaca Chile, lejos del resto en el puesto 22, aunque sin mejorar su posición desde años anteriores. Brasil tiene una mejora de 2 posiciones con respecto al 2004. La Argentina y México descienden, pero mantienen buenas posiciones en el ranking. Y la región en promedio aumenta su performance relativa.

Muchas preguntas se desprenden del estudio y muchas afirmaciones podemos hacer. Pero me parece interesante profundizar en algunas: ¿es esta situación consecuencia de un estudio mal diseñado? ¿es una tendencia que se mantendrá en el futuro? De ser así, ¿España será en el futuro un país subdesarrollado en gobierno electrónico?

technorati tags: e-government, gobierno electrónico, administración electrónica, Juan Gigli, administración pública, Directorio del Estado